Rock and Roll para el alma

En Espiritualmente queremos hablaros del Padre Jony, un sacerdote atípico, que da todo de sí para realizar su labor sacerdotal y el servicio a la sociedad y a los más necesitados mediante el Rock and Roll. Con sus charlas y canciones intenta despertar a la sociedad adormilada en la que vivimos  y transmitir mensajes para el alma.

Para que sepáis más del Padre Jony, os traemos una entrevista que realizó Ana Bravo para El Mundo

MADRID.- Debe de ser que el oficio imprime carácter. O que Joan Enric Reverté Simó ha tomado como ejemplo al santo Job. El padre Jony presenta su proyecto en la SGAE sin cansarse de hablar de la situación del mundo. Y de su disco ‘Provocando la paz’, un amasado ‘místico’ comprometido con un proyecto en Guatemala y que bebe de las más variopintas fuentes musicales, desde el canto gregoriano al ‘hip-hop’.

¿Un ‘freakie’? ¿Un nuevo padre Apeles? Quizá se trate más de una impresión inicial que de una sensación confirmada.

El padre Jony se toma en serio los deberes que acarrea el sacerdocio. Pero entre misas, rosarios o entierros queda siempre un hueco para intentar acercar la Iglesia a la juventud. ¿La fórmula? Sencilla. ‘Si Mahoma no va a la montaña…’. Pues eso: conciertos con su banda y misas ‘after-hours’, un binomio exitoso que conquista feligreses en las tres parroquias de Tarragona donde ejerce su ministerio y pasea sus inquietudes sociales y artísticas.

“Planteo preguntas: ¿qué esta pasando en el mundo?, ¿a dónde vamos con este modelo de globalización macroeconómica que hunde en el pozo de la miseria a millones de personas?”, afirma el padre Jony. Sus palabras podrían ser propias incluso de gente que nada tiene que ver con la Iglesia católica. No es de extrañar que el sacerdote reconociese que en su labor es “un punto clave la relación con el obispo de Tortosa”. De él dice que ha tenido “comprensión y respeto” por su “proximidad a los jóvenes” y su “compromiso”.

No se achanta este hombre que transmite la misma paz y dulzura que el color miel de sus ojos, a pesar de su estética ‘heavy’ de melena y pantalón estrecho con momento alzacuellos. Con su reciclado lema ‘Paz, Jesús y Rock ‘n’ Roll’, el padre Jony se ha puesto el mundo por montera con una gira que lo llevará a 30 ciudades españolas durante todo el verano y a países como Alemania, Francia o Italia.

Haciendo suya la consigna de Bob Marley, ‘no concibo la vida sin ayudar a los demás’, este peculiar sacerdote reconoce que la vocación sacerdotal le llegó cuando vio morir a un amigo de una sobredosis. Luego, ya ordenado, su afán por ayudar lo convirtió en misionero en Honduras y Guinea Ecuatorial. Y ello sin dejar la música atrás: de sus años de ‘universitario consagrado a Dios’ queda la banda Seminari Boys y, posteriormente,Properly.

Entre lo humano y lo divino

Y en un intento de encontrar su lado más ‘profano’, el padre Jony responde así a estos ‘insignificantes’ dardos:

Pregunta: ¿No le parece muy guerrero provocar la paz?

Respuesta: Es guerrero, pero siempre a favor de la paz. Yo la provoco activamente y por solidaridad.

P: ¿Cuál es la peor lacra de nuestro tiempo?

R: El egoísmo humano, que es como una semilla que echas al viento. Allí donde cae florece en forma de hambre, miseria, guerra y desesperación.

P: ¿La fe mueve montañas?

R: Mueve montañas y corazones, que es para mí lo más importante.

P: ¿Cuándo sintió la llamada de Dios? ¿Y la del ‘heavy’?

R: Desde joven. Ambas nacen juntas, aunque el sacerdocio llega por lo de mi amigo.

P: ¿Cómo le daría un sentido más cristiano a ese mítico ‘Apetite for destruction’ (disco del grupo Guns’n’Roses)?

R: ‘Apetito de paz y de compromiso’. De todas formas hay letras muy buenas en ese disco, como ‘Welcome to the jungle’ (‘Bienvenido a la jungla’). Nuestro mundo es hoy más parecido a eso que a un jardín.

P: ¿Qué pecado capital es menos perdonable?

R: La ira porque te separa, distancia y destruye. Y provoca… guerras.

P: ¿La piratería es pecado?

R: Sí. Yo lo veo desde el punto de vista de los artistas sencillos que se ganan la vida con esto. Luego, perjudica a más gentes de casas discográficas o incluso a mí, que destino los beneficios a proyectos solidarios. Eso es además un pecado por omisión.

P: ¿Su misa ‘after-hours’ permite redimir algún pecadillo piadoso durante el concierto?

R: No en mi caso (sonríe). En el concierto disfruto al máximo, es una provocación constante y una forma de comunicación.

P: Mójese un poco: ¿a quién habría votado de haber sido cardenal en el Cónclave?

R: Ni me lo planteo, ni lo imagino, ni lo pienso. Sólo veo mi vida enfocada a los jóvenes.

Los días 7-8 y 9  de Octubre, en Feria Espiritualmente tienes un gran espacio para aprender, un lugar en el que encontrar muchas respuestas