Aprender a quererte

Quererse uno mismo es una de las cosas más importantes y difíciles en la vida. Muy pocas personas son capaces de quererse tal como son, pueden aparentarlo, pero todos cambiaríamos algo de nosotros. Y en parte es normal, porque como personas también queremos evolucionar. Pero la clave de todo está en aceptarnos a nosotros mismos. Querernos más.

Aprender a querertePero para empezar a querernos, debemos rodearnos de gente que nos aprecie. Por mucho que te guste pasar el rato con una persona, y por muchas cosas que tengáis en común, si esta persona no te valora debidamente y sólo se acuerda de ti en contadas ocasiones debes olvidarte de ella. Corta por lo sano. Sólo así te harás respetar y empezarás a ser consciente de lo que vales.

Debes empezar a tener una vida más activa: sal a la calle, ve a actos, exposiciones, muévete. Haz lo que sea: deporte, fiestas, relaciónate con la gente y disfruta. No te quedes en casa porque es la manera más sencilla de apagarte y que los pensamientos negativos se apoderen de ti.

Pero, para empezar a quererte debes empezar a aceptar tus limitaciones. Pero no te culpes por ellas ya que todo el mundo tiene. No hay nadie perfecto, y tú tampoco. Y ahí está la gracia. Para valorarte a ti mismo debes valorar también tus fallos, pues formar parte también de ti. Sólo aceptándolos lograremos sentirnos bien con ellos. Incluso una buena manera de empezar a querernos con nuestros defectos es aprender a reírnos de nosotros mismos. Porque con buen humor todo es más sencillo.