Cómo ser una persona más creativa

Cómo ser una persona más creativaLa creatividad y los talentos artísticos son una manera increíble de dejar fluir nuestro yo interior y liberarnos. Nuestra alma está ansiosa por comunicarse y el arte es uno de los medios con los que se expresa.

La mayoría de artistas, músicos, pintores, escritores, no se cansan de repetirlo. Crean para liberar su yo interior, su alma. El proceso creativo es uno de los métodos de liberación y relajación mental más potentes de los que disponemos.

Pero, la mayoría de nosotros nos preguntamos: ¿cómo puedo ser más creativo?. Desde Espiritualmente hoy queremos demostraros que no es tan complicado dar rienda suelta a nuestra creatividad.

Con unos sencillos consejos podremos mejorar nuestro bienestar y sentirnos mejor a través del arte. Ya sea la música, la pintura, la escritura, el baile… cualquier tipo de expresión artística es válida para dejar hablar a nuestro yo interior y sentirnos libres y más felices.

Consejos para ser más creativo:

1. Encuentra tu talento y trabájalo

Muchas personas cuando hablan de arte se refieren al don. Nos hacen creer que sin un don innato no es posible pintar cuadros, bailar, tocar un instrumento… aunque nos lo tomemos un hobby. Esto no es verdad. Aunque es cierto que habrá disciplinas que se nos den mejores que otras, lo que debemos hacer es encontrar aquello que más nos guste y nos haga feliz.

Una vez hayamos encontrado nuestro talento, aquello que nos llena y alimenta nuestra alma, aquello que nos hace felices, lo que debemos hacer es trabajarlo. Practicar y practicar, asistir a clases o estudiarlo por nuestra cuenta. Poner empeño en aquello que nos gusta para ir mejorando poco a poco.

2. Alimenta y fomenta tu curiosidad

Algo que va muy ligado a la creatividad es la curiosidad. Una de las mayores virtudes que describe a una persona son sus inquietudes. Si somos personas con ganas de saber, llenas de curiosidad, tendremos la necesidad de alimentar a nuestro espíritu y nuestra alma, saciar sus ganas y necesidades de saber.

Cuanto más saciemos nuestras curiosidades, y cuanta más curiosidad tengamos por las cosas, mayor será nuestro potencial creativo. Porque cuantas más cosas sabemos, más amplia será nuestra imaginación. El saber y la curiosidad están totalmente ligadas a la creatividad y la imaginación.

3. Deja que fluya tu imaginación

Pero tener imaginación no sirve de nada si no la liberamos de nuestra mente. No hay que tener miedo de mostrar a los demás todo lo que nuestra imaginación da de sí. La imaginación es la parte más fundamental de la creatividad que debemos liberar para que sea realmente nuestro yo interior quien se exprese.

A veces tenemos miedo a las críticas o las burlas de mostrar nuestras ideas más imaginativas y creativas. Pero ese miedo a lo que opinen los demás no es más que una atadura para nuestra mente que no nos va a dejar evolucionar y fomentar nuestro talento y espíritu creativo, en definitiva, no nos permitirá crecer como personas.

Cómo ser una persona más creativa

4. Afronta los retos como una oportunidad

Muchas de las ideas más creativas de artistas e incluso empresarios de todos los tiempos son el resultado de enfrentarse cara a cara a retos o crisis personales o profesionales. Es en los peores momentos que somos capaces de dar lo mejor de nosotros. No tenemos nada que perder, así que liberemos nuestro espíritu y nuestra mente.

Que no nos de miedo equivocarnos. Sólo si superamos este miedo o vergüenza a mostrar nuestro interior más real y profundo en nuestras creaciones seremos capaces de dar rienda suelta a toda nuestra creatividad y mostrarnos a los demás tal y como somos. Crear desde el interior de nuestra alma.

5. Disfruta y deja que hable tu alma

Pero, sobretodo, lo más importante de todo esto es disfrutar. Debemos hacer las cosas porque nos gustan y porque nos refuerzan. No debemos olvidar que sentirse bien es el objetivo de todo esto. Sólo seremos capaces de liberarnos y soltar toda nuestra creatividad si disfrutamos y somos nosotros mismos.

El arte que más emociona y más nos gusta es aquel que está lleno de alma. Aquel en el que notamos que el autor ha puesto todo su empeño. Aquel en el que su autor ha dejado fluir su alma y su yo interior. Pintando, tocando, bailando o escribiendo desde lo más hondo de nuestra alma seremos capaces de sacar todo nuestro potencial creativo a la luz.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’