Cuentos para pensar: las piedritas

Hoy en Espiritualmente queremos compartir una historia muy breve pero que nos hará reflexionar mucho sobre cómo desperdiciamos las oportunidades y las cosas buenas que tenemos. Un cuento para pensar que nos ayudará a darnos cuenta de las cosas buenas que tenemos a nuestro alrededor y que muchas veces ni nos fijamos en ellas.

Cuentos para pensar: las piedritasEn cierta ocasión, un hombre caminaba por la playa cuando tropezó con una pequeña bolsa llena de piedras. Como se aburría y no tenía nada que hacer, comenzó a arrojar las piedritas una por una al mar mientras iba pensando en sus cosas:

Si tuviera un carro nuevo, sería feliz. Y tiraba una piedra. Si tuviera una casa grande, sería feliz. Y tiraba una piedra. Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz. Y tiraba una piedra. Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz. Y tiraba una piedra… Así lo hizo hasta que solamente quedó una piedrita en la bolsa, que decidió guardar.

Al llegar a su casa percibió que aquella piedrita era en realidad un diamante muy valioso. Entonces el hombre se dio cuenta que había estado todo el día desperdiciando diamantes tirándolos al mar.

¿Os imagináis la de diamantes que llegó a tirar al mar sin darse cuenta? Ese hombre, obsesionado con sus deseos, no se dio cuenta de lo bueno que tenía. Y eso es algo que nos pasa a todos. Nos obsesionamos con lo que no tenemos y queremos poseer que pasamos por alto las cosas buenas que tenemos en la vida.

Pero si miramos a nuestro alrededor, podremos ver que estamos rodeados de cosas buenas y que no estamos tan mal como nos pensamos. Muy cerca de nosotros está la felicidad. Y cada uno de nuestros días puede ser considerado un diamante precioso, valioso e insustituible.

Y vosotros, ¿estáis lanzando vuestros diamantes al mar?

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’