Cuentos para pensar: no dejes que la envidia te impida avanzar

Cuentos para pensar: no dejes que la envidia te impida avanzarEn Espiritualmente sabemos que muchas veces sentimos celos hacia otras personas que creemos que son mejores que nosotros, o que tienen una vida mejor que la nuestra.

También puede ser que nos pase al revés, que tengamos a nuestro alrededor personas que nos envidian y que obstaculizan cada paso que queremos dar para avanzar como personas.

Hoy te traemos en Espiritualmente un cuento para pensar y reflexionar sobre todo esto y sobre cómo la envidia muchas veces frena nuestro progreso y crecimiento personal.

La luciérnaga y la serpiente

Hace mucho tiempo, dice una leyenda, que una serpiente estaba persiguiendo con todo su empeño a una luciérnaga para comérsela. La pequeña luciérnaga sólo podía huir. Volaba y volaba con todas sus fuerzas, a la máxima velocidad posible, pero la serpiente seguía ahí.

Tras un tiempo de persecución, la luciérnaga no podía más. Estaba ya cansada, sin aliento. Así que paró de volar, se dio la vuelta y se encaró a la serpiente:

-¿Puedo hacerte 3 preguntas?- dijo la luciérnaga.

-Claro, te concedo estas 3 preguntas pero, después, te voy a comer- contestó la serpiente.

-¿Estoy dentro de tu cadena alimentaria?

-No- contestó la serpiente.

-¿Te he hecho algo malo?

-No- volvió a contestar la serpiente.

-Entonces, ¿por qué me persigues y quieres devorarme?

-¡Porque brillas!

A veces, tenemos personas a nuestro lado que (como la serpiente) sólo quieren hacernos fracasar porque nosotros brillamos más que ellos. Debemos alejarnos de estas personas que proyectan sobre nosotros tanta energía negativa para poder seguir avanzando y mejorando nuestro crecimiento personal.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’