Cuentos para reflexionar: el joven y las estrellas de mar

En Espiritualmente nos encantan las breves historias que nos ayudan a reflexionar sobre un tema concreto de nuestras vidas cotidianas. En esta ocasión, el relato se sitúa en una playa tranquila y nos invita a meditar sobre el sentido de nuestras acciones. La breve historia dice así:

Atanasio era un hombre, entrado en años, inteligente, culto y con sensibilidad acerca de las cosas importantes de la vida. Solía ir a su cabaña en la playa, donde pasaba temporadas escribiendo y buscando inspiración para sus libros de filosofía.

Tenía la costumbre de caminar antes de comenzar su trabajo. Un amanecer, mientras paseaba junto al mar, observó a lo lejos una figura humana que se movía como un bailarín. Se sonrió al pensar en alguien bailando para saludar el día. Apresuró el paso, se acercó y vio que se trataba de un joven. Comprobó que no bailaba, sino que se agachaba para recoger algo y, suavemente, lanzarlo al mar.

 A medida que se iba acercando, saludó:

 —¡Buen día, joven! ¿Qué está haciendo?

 El joven hizo una pausa, se dio vuelta y respondió:

 —Arrojo estrellas de mar al océano.

 —¿Por qué arrojas estrellas de mar al océano? —dijo el sabio.

 El joven respondió:  —Hay sol y la marea está bajando, si no las arrojo al mar, morirán.

 —Pero, joven, —replicó el sabio— ¿No se da cuenta que hay cientos de kilómetros de playa y miles de estrellas de mar? ¡Nunca tendrá tiempo de salvarlas a todas! ¿Realmente piensa que su esfuerzo tiene sentido?

 El joven lo escuchó respetuosamente, luego se agachó, recogió otra estrella de mar, la lanzó con fuerza por encima de las olas y dijo:  —Para aquella sí tuvo sentido.

Como veis, muchas veces puede parecer que nuestro esfuerzo no tiene ningún sentido; que nuestros actos no darán ningún fruto. Y es muy probable que haya mucha gente que también lo crea. Pero es con el esfuerzo del día a día que conseguimos nuestros objetivos. Por eso lo que importa es no desistir y poner todo nuestro empeño y esfuerzo cada día para lograr el objetivo deseado.

Cuentos para reflexionar: el joven y las estrellas de marEspiritualmente, un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”