El humor según el color de las paredes

Por todos es sabido que nuestro estado de ánimo está muy influido por nuestro entorno. Incluso nuestro hogar puede influir en él, tal y como comentamos hoy en Espiritualmente. Porque cuando empezamos a vivir en una casa una de las mayores dudas siempre es de qué color pintar las paredes.

El humor según el color de las paredesCada uno de los colores le dará a nuestra mente y nuestro cuerpo una sensación muy diferente. Jugando con los colores podremos lograr que las estancias de nuestras casas tengan una u otra finalidad.

Por eso mismo hoy en Espiritualmente os traemos algunos de los colores básicos que existen y sus cualidades, cómo estos colores afectan a nuestro humor y estado de ánimo y benefician nuestro bienestar.

- Rojo: nos da mucha energía. Es un color perfecto cuando lo que queremos es fomentar nuestro entusiasmo y vitalidad. Ideal para nuestra sala de estar y así avivar nuestras reuniones con amigos y familiares.

- Azul: está probado que reduce la presión arterial de nuestro cuerpo, la respiración es más lenta y estamos más relajados. Un color perfecto para el baño, para combinarlo con un relajante baño de espuma.

- Amarillo: nos transmite toda la energía y alegría de la luz solar y la naturaleza. Es perfecto para la entrada de casa o los pasillos, zonas más bien reducidas que se expandirán si ponemos el amarillo en sus paredes.

- Verde: es el color que más relaja nuestra vista. El verde es el color adecuado para cualquiera de las habitaciones de la casa, si lo que queremos es llegar a nuestro hogar para encontrar tranquilidad. Al ser un color tan relajante lo hace especialmente idóneo para los dormitorios.

- Violeta:  los tonos más oscuros de este color se asocian con el lujo y la creatividad, tonos ideales para usarlos de complementarios en nuestras paredes y decoración de nuestra casa. En cambio, sus tonos más claros se asocian con el relax y la calma de colores como el azul o el verde.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’