Enfrentarse a los problemas y desafíos

A veces los problemas nos invaden, parece que se multiplican y cada vez son más e incluso más grandes. Pero muchas veces eso son solo nuestras percepciones. Si dejamos un problema sin solucionar, por miedo o porque no nos creemos capaces de superarlo, este se apoderará cada vez más de nosotros y de nuestra mente. El problema no se habrá hecho mayor, pero a nosotros nos afectará más que antes.

Enfrentarse a los problemas y desafíosEn Espiritualmente creemos que ante cualquier tipo de adversidad debemos actuar. Tenemos que ser capaces de dejar los miedos atrás y creernos que podemos superarlo. Sólo con esta actitud positiva lograremos vencerlos. Es similar a tener un puzzle sin resolver. Tenemos dos opciones.

Podemos pensar que va a ser imposible terminarlo, que nos faltan piezas, que todas son muy iguales y el lío de piezas es tan grande que no seremos capaces de terminarlo. Con esta actitud, lo único que lograremos será tener el puzzle en una mesa de casa ocupando espacio y molestando, impidiéndonos desarrollar nuestro día a día, ya que siempre va a estar ahí.

También hay otra opción, que es esconderlo, tenerlo en un rincón de nuestra casa, pero somos conscientes que siempre va a estar ahí y que tarde o temprano saldrá a la luz. Hablamos de puzzles pero, ¿no es acaso esto lo que hacemos con muchos de nuestros problemas? O se quedan siempre en medio y nos molestan cada día o los escondemos y tarde o temprano acaban pasándonos factura.

Pero podemos hacer otra cosa. Por una vez, nos sentaremos frente al puzzle y nos diremos: hoy lo termino. Sólo con esa actitud seremos capaces de encontrar cada una de las piezas que necesitamos para terminarlo. Sólo enfrentándonos a nuestros desafíos lograremos sobreponernos a los problemas y conseguir pasar por encima de ellos.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”