Este hombre sufre bullying mientras nadie lo impide

En Espiritualmente sabemos que lo peor del bullying y del acoso (escolar, laboral…) es el silencio de las personas que no frenan al acosador, pese a ser testigos directos del acoso. Las personas de alrededor actúan en muchos casos como cómplices, sin denunciar ni ayudar a la persona que recibe el acoso o bullying.

Para reflexionar sobre ello, hoy en Espiritualmente os traemos un vídeo que nos muestra un ejemplo de cómo actúa un acosador ante su víctima indefensa, y cómo los demás compañeros de trabajo no hacen nada por impedirlo. Si eres víctima de acoso o eres testigo de algún caso de bullying, ¡no tengas miedo y denúncialo!