Historias de superación: La fábula del sapo

La fábula del sapo

Un día, en el bosque, se organizó una competición de sapos. El objetivo de la carrera era llegar el primero a la cima de la montaña.   Se creó una gran expectación, tanta, que se junto una gran multitud en las gradas. A las pocas horas de empezar la competición, los avances eran muy pobres. Los saltos de los sapos hacían que fueran muy lentos y la cima de la montaña todavía quedaba lejos. Entonces la multitud creyó que nadie lograría alcanzar la cima; se comenzó a escuchar: “¡Qué pena! Esos sapos no lo van a conseguir … ¡no lo van a conseguir!…

Historias de superación: La fábula del sapoMuchos sapos, al oir esto, desistieron. Pensando que tenían razón, que no lo conseguirían. Pero había uno que seguía con el mismo empeño del principio y continuaba subiendo en busca de la cima. La multitud continuaba gritando: “¡Qué pena! Tampoco ese sapo lo va a conseguir … ¡no lo va a conseguir…!” Muchos sapos se giraban para mirar hacia las gradas y se daban por vencidos, pero había un sapo que seguía y seguía tranquilo con igual fuerza.

Pasaron horas de competición, casi todos desistieron, pero ese sapo siguió y pudo llegar a la cima con todo su esfuerzo. Todos los que se habían dado por vencidos quisieron saber la clave de su logro. Al acercarse a felicitarlo y preguntarle cómo había conseguido llegar a la cima, descubrieron que… ¡era sordo! Como no escuchó los comentarios de las gradas él nunca perdió la fe en que podía conseguirlo.

Con esta fábula Espiritualmente queremos compartir con vosotros la idea de que no debemos permitir que comentarios y hábitos negativos derrumben la esperanza de tu corazón. Tenemos que creer en nosotros.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”