Mario Benedetti: Defensa de la alegría (poema)

Mario Benedetti ha marcado toda una generación de autores. Sus novelas llenas de vida y sentimientos no dejan indiferente a cualquiera. Sus poemas son de una simplicidad que llegan a cualquiera. Benedetti decía las cosas directamente, sin rodeos, habla de sentimientos como una persona normal, de una manera muy próxima. Algo que hace que sus escritos lleguen a emocionar desde el primer momento y toquen la fibra sensible de cada uno de nosotros. En Espiritualmente os traemos hoy uno de los poemas más famosos de Benedetti que nos invita a no perder nunca nuestra alegría.

Defensa de la alegría – Mario Benedetti

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”