No permitas que decidan por ti lo que puedes hacer y lo que no

En Espiritualmente no nos cansaremos de repetir que eres el único dueño de tu vida. Debes ser tú quien decida qué sueños quieres perseguir, hasta qué metas quieres llegar, qué récords quieres batir. Y, sobretodo, nunca debes permitir que alguien te diga cuáles son tus límites o cuáles deberían ser tus objetivos en la vida.

Porque tu vida debes vivirla tú, y nadie más. Así que hoy en Espiritualmente queremos compartir un vídeo que nos hará reflexionar sobre esto. Es la famosa fábula de las dos ranas que caen en un hoyo y todas las demás ranas no dejan de decirles que no pueden conseguirlo. ¿Conseguirán salir del hoyo? Mira el vídeo para averiguarlo…

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’