Poco después de tener su primer hijo, sus vidas dieron un vuelco terrible. Hoy dan las gracias, ¿quieres ver por qué?

Hace 10 años, la vida de Kellie Haddock era perfecta: acababa de tener a su primer hijo y ella y su marido eran muy felices, no podían pedir nada más en la vida. Pero algo terrible ocurrió 14 semanas después, los tres tuvieron un accidente de coche que acabaría de manera trágica. Kellie perdió su marido y su hijo quedó muy grave.

Hoy, 10 años después, Kellie y su hijo Eli son los protagonistas del vídeo que compartimos en Espiritualmente por su enorme corazón. Porque tras 10 años de ese fatídico día, hoy dan las gracias a todos los que salvaron la vida de ese pequeño bebé: médicos, pilotos de helicóptero, enfermeras… gente que lo dio todo por ayudarlos sin esperar nada a cambio.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’