Reflexión: la adicción a los teléfonos móviles

Desde su aparición, las personas estamos cada vez más enganchadas a nuestros teléfonos móviles. Vivimos cada minuto del día conectados, pendientes del teléfono, sin soltarlo ni un segundo. Y eso, aunque muchos no se den cuenta, nos impide disfrutar de muchos de los momentos de nuestra vida.

Estamos más pendientes que nunca de las redes sociales y de nuestros mensajes de móvil. Siempre preparados para sacar la fotografía perfecta para compartirla con nuestros amigos. Por una parte, es muy bueno poder mantener un contacto tan cercano con aquellas personas que viven lejos de nosotros.

Pero también es verdad que a veces las tecnologías nos alejan de la gente que tenemos a nuestro alrededor. Hoy en Espiritualmente queríamos reflexionar sobre la adicción a los móviles que sufre nuestra sociedad. Pero queríamos hacerlo con un vídeo divertido.

En el vídeo podréis ver al violinista Lukas Kmit en uno de sus conciertos. Mientras está tocando, a alguien de la sala le suena el teléfono móvil. Al parecer, alguien estaba más pendiente de recibir una llamada que del magnífico concierto del violinista. La reacción del artista es de las mejores que hemos visto:

Espiritualmente in Love, el Primer Congreso de Amor, Pareja y Sexo el 5 de octubre en Barcelona.