Sus padres no se dieron por vencidos y ahora puede comunicarse

Hoy en Espiritualmente queremos que conozcáis la historia de Carly, una niña muy especial. Cuando nació los médicos les dijeron a sus padres que Carly no sería una niña como las demás. Carly sufre autismo, y desde pequeña su vida ha estado muy marcada por la enfermedad. Desde los 3 años se sometió a duras terapias para mejorar su vida.

Pero sus padres no se dieron por vencidos. La lucha constante de los padres de Carly ha conseguido que ella pueda comunicar y expresar sus sentimientos a través de un ordenador; algo que los médicos no esperaban que fuera a suceder. La lucha de los padres y de la propia Carly han cambiado su historia, que podéis conocer a continuación:

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’