Un niño salva a su familia y se convierte en héroe

La historia que hoy compartimos en Espiritualmente es tremendamente triste. A nosotros nos ha dejado impactados, y queremos que vosotros también lo descubráis. Es la historia de Tyler J. Doohan, un niño de tan sólo 8 años que murió el pasado lunes dejándonos a todos una lección de valentía y generosidad.

Tyler estaba durmiendo en la caravana donde vivía con su familia en Rochester (New York) cuando, de repente, un incendio lo despertó. Asustado, tuvo tiempo de sacar fuera de la caravana a seis de las personas que dormían con él, entre ellos, sus primos y su abuela. Pero se dió cuenta que faltaban su tío y su abuelo, con un discapacidad.

Volvió dentro de la caravana y, mientras intentaba levantar a su abuelo de la cama, las llamas los acorralaron, muriendo en el interior del vehículo. Una historia muy triste. Desde Espiritualmente queremos tener un recuerdo para Tyler J. Doohan, quien arriesgó su vida por su familia en un acto que nos conmueve a todos.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’