Una bonita historia de deportividad y compañerismo

Las niñas protagonistas de este vídeo que os mostraremos a continuación en Espiritualmente son todo un ejemplo de compañerismo y deportividad que muchos de nosotros debemos aplicar en nuestro día a día, a nivel profesional y también personal.

Porque nunca debemos permitir que nuestro afán por conseguir el éxito y nuestros sueños sea a costa de pisar a los demás, sino de ayudarles también siempre que sea posible. Es por eso que creemos que este vídeo nos puede ayudar a reflexionar sobre el compañerismo y la solidaridad.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’