La tradición de las 12 uvas de Nochevieja

Hoy en Espiritualmente os vamos a explicar el origen de una de las tradiciones de las fiestas navideñas más arraigadas entre nosotros. Porque ¿quién no se toma las 12 uvas durante las campanadas de Nochevieja? Prácticamente todos celebramos la entrada al año nuevo comiendo una uva por cada campanada.

La tradición de las 12 uvas de NocheviejaPero, ¿de dónde viene la tradición de las 12 uvas? ¿Cuándo apareció por primera vez? Pues todo se remonta al siglo XIX, cuando entre las clases más adineradas españolas era costumbre en la cena de fin de año comer uvas de postre.

Hasta que el año 1882 el alcalde de Madrid, José Abascal y Carredano, decidió imponer una tasa de 5 pesetas a quienes festejaran por las calles la noche del 5 de enero, molestando a los vecinos que estaban en casa.

Y es que en el siglo XIX era común entre las clases populares hacer grandes fiestas en la calle la noche de reyes. Ante tal imposición, la gente cambió de planes.

Decidieron hacer igualmente fiesta en las calles, pero la noche del 31 de diciembre. Se convocó a todos en la Puerta del Sol de Madrid, para celebrar la entrada al nuevo año.

A modo de burla hacia las clases populares y su costumbre de comer uvas y cava en la cena de Nochevieja, decidieron comer una uva por cada campanada, a la media noche. Es así como la fiesta empezó a tomar forma en la ciudad de Madrid, la capital española.

Pero, ¿cómo pasó a extenderse por toda España la tradición? No fue hasta unos años atrás, en 1909. Aquel año hubo un excedente de uvas en los principales puntos de producción de la geografía española. Y, para darle salida, los principales productores decidieron extender la fiesta, que tan bien funcionaba en Madrid, por toda España.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’