Afinación de la Kabbalah semanal: Todo

En Espiritualmente queremos compartir con todos vosotros la Afinación de la Kabbalah para esta semana.

Afinación de la Kabbalah semanal: Todo (Del 26 de agosto al 1 de septiembre de 2012)

Todos nosotros tenemos cosas que realmente deseamos en la vida. No me refiero a las cosas frívolas que pensamos que queremos. Hablo de nuestros deseos reales; el sueño único de nuestra alma. Los deseos de la vida que buscamos realizar y por los que, con esperanza, trabajamos todos los días.

¿Cuáles son esas cosas para ti? ¿Qué pides cuando rezas?

Cuando viajo a Israel, visito las tumbas de los kabbalistas y rezo por tanta gente como me es posible. Tengo una lista muy larga de aquellos que me han contactado pidiéndome que rece por sus familias, sus amigos o por ellos mismos. Algunos se encuentran sin empleo y buscan uno, mientras que otros esperan encontrar un esposo o una esposa. Están aquellos que necesitan dinero para mantener un techo sobre sus cabezas, y alguien que está tan deprimido que sólo quiere poder salir de la cama en la mañana. Cuando rezo por ellos, no sólo pido que tengan esas cosas, sino que reciban mucho más.

No sólo le pido al Creador que le encuentre un esposo a mi amiga. Pido que ella encuentre su alma gemela. Pido que el soldado que sufre de depresión no sólo salga de la cama mañana en la mañana, sino que cada día se despierte con un renovado sentido de fascinación, apreciación y maravilla por el mundo como aquella que sienten los niños. Pido que la niña hambrienta no sólo sea alimentada, sino que crezca para ser rica en todas las áreas de su vida.

Después de todo, ¡Estamos hablando del Creador! ¿Por qué limitar nuestros deseos para conformarnos por algo menos que todo?

De hecho, es un gran truco del Oponente hacernos creer que sólo nos merecemos lo mínimo. ¡Es más probable que alguien sin empleo busque cualquiera en lugar de buscar el empleo de sus sueños! Cuando no tenemos nada, estamos dispuestos a conformarnos con cualquier cosa. E irónicamente, éstas son exactamente las áreas en las que estamos destinados a tener mucho más.

Estamos destinados a tenerlo todo.

Tú sabes lo que dicen: “Apunta alto”.

Bueno, hay otro dicho que reza que si apuntas al Cielo, obtienes las estrellas.

Si deseamos cosas más grandes y permanecemos inquebrantables en nuestro trabajo espiritual de transformación, creo en que podemos tenerlo todo.

Vamos a aumentar los vatios en nuestros deseos y comencemos a hacer lo que sea necesario para encender la Luz que estamos destinados a manifestar en el mundo.

Todo lo mejor,
Yehuda

Espiritualmente, un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”