Hacer la vida de los demás más fácil, sin esperar nada a cambio

Ayudar a los demás y hacerles la vida más fácil es una de las mejores cosas que podemos hacer en esta vida. Porque, aunque no esperemos una recompensa a cambio, tarde o temprano la vida nos dará un golpe de suerte. Quién sabe cuándo vamos a necesitar nosotros ayuda.

En Espiritualmente tenemos una norma: tratar a los demás como queremos que nos traten, y ayudarlos siempre que nos sea posible. Además, ayudando a quienes lo necesitan estamos ayudándonos a nosotros, fomentando nuestro crecimiento personal.

El vídeo de hoy nos ayudará a reflexionar sobre todo esto. En él podremos ver una bonita historia de ayuda y solidaridad donde un hombre ayuda a un niño pequeño a conseguir unas medicinas para su madre. Años más tarde, la vida (y las casualidades) le retornarán el favor.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’