Los 72 nombres de Dios: 1 Viaje en el tiempo

En Espiritualmente te mostramos uno de los 72 nombres de Dios que enseña Yehuda Berg , Viaje en el tiempo.

La Ciencia nos dice que por cada acción hay una reacción igual y  opuesta: por cada causa hay un efecto. Pero en el mundo físico siempre hay un intervalo de tiempo entre la acción y su resultado.

“Tiempo es la distancia entre causa y efecto.
Tiempo es el espacio entre crimen y consecuencia.
Tiempo es el intervalo entre buena acción y dividendo”

La cadena de causa y efecto puede ser de diez minutos, diez días, diez meses o hasta diez vidas. No obstante, los efectos de nuestro comportamiento regresan a nosotros en toda su medida. Creemos equivocadamente que lo bueno no tiene recompensa, que el mal queda sin castigo y que la vida carece de justicia verdadera. ¿Por qué? Porque el recuerdo de nuestras acciones positivas y negativas se desvanecen con el tiempo y cuando sus efectos demorados aparecen, los vemos como simples eventos casuales. Lo que es más: las palabras poco amables también ponen en movimiento el principio de causa y efecto.

Así que, ¿cómo volvemos a la causa original antes que sus desagradables efectos aparezcan en nuestra vida?

La tecnología para ello existe en este Nombre Único. Hace mucho, los kabbalistas declararon que el viaje en el tiempo era posible. Hoy, la física cuántica está alcanzando a la Kabbalah al aceptar que el viaje en el tiempo es posible, por lo menos en teoría. Pero la Kabbalah o dice que físicamente regresaremos en el tiempo y nos encontraremos cara a cara con nosotros mismos. Este es un concepto intrigante, pero aquí logramos un objetivo mucho más deslumbrante que la noción de estar almorzando con nosotros mismos en algún momento del pasado. ¿Cuál es el objetivo?¿Qué tal alegría y satisfacción inimaginables una vez que corrijamos todas nuestras acciones negativas del pasado?

MEDITACIÓN

Despertar el remordimiento en nuestro corazón por malas acciones anteriores. Aceptar la franca verdad espiritual de que los problemas en nuestra vida son el resultado de nuestras acciones pasadas. Concentrándonos en este Nombre ahora desenterramos las semillas negativas que ya habíamos plantado. Al hacerlo, transformamos nuestro pasado, damos forma al presente y nos aseguramos un futuro lleno de alegría y realización.
Fuente: Libro “Los 72 Nombres de Dios” de Yehuda Berg

Los días 23-24 y 25 de Septiembre, en Feria Espiritualmente tienes un gran espacio para aprender, un lugar en el que encontrar muchas respuestas