No ser egoístas y aprender a compartir

En estos malos tiempos de crisis que nos ha tocado vivir la gente parece haberse vuelto más egoísta. Cada vez nos cuesta más compartir y, paradójicamente, es cuando más lo necesitamos. Porque es en los tiempos más difíciles que necesitamos la gente a nuestro lado y los demás nos necesitan al suyo.

No ser egoístas y aprender a compartirDesde Espiritualmente queremos proponeros una cosa: compartir vuestras cosas. Compartir vuestro tiempo, compartir vuestras vidas, compartir vuestro buen humor con aquellos que lo necesitan. Compartir también vuestros bienes materiales, porque a veces se nos olvida que podemos vivir solamente con un par de cosas básicas y que, de bien seguro, nos sobran muchas de las cosas que poseemos por capricho.

Son muchas las personas que hoy en día lo pasan mal, y los comportamientos egoístas solo nos llevarán a vivir con sensación de malestar sabiendo que no estamos haciendo suficiente por quienes nos rodean. Son muchas las personas que pudiendo echar una mano a quien menos tiene desaprovechan su situación de bienestar económico para no perder su comodidad.

Es mucha la gente que es feliz acumulando riquezas y quedándoselo todo para ellos, sin darse cuenta que compartiendo tiempo o dinero con la gente de su alrededor estarían creando un gran beneficio social y logrando una gran sensación de bienestar. Palabras como solidaridad y compartir están perdiéndose en nuestra sociedad y es algo que debemos corregir porque, ¿de qué sirve la vida si no es para ser cada día mejores personas?

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”