Reflexiones y preguntas para ser feliz

Reflexiones y preguntas para ser feliz

El camino hacia nuestros sueños y hacia la felicidad no es nada fácil. Por eso desde Espiritualmente siempre intentamos daros algunos consejos que nos ayuden a lograr la felicidad.

Porque la felicidad es mucho más que un estado de ánimo. La felicidad es estar en equilibrio con nuestra mente y nuestro cuerpo, es sentirnos bien, es vivir en paz.

Y para ello, una parte muy importante es la consecución de objetivos y metas que nos marquemos en la vida. Pero metas que realmente nos aporten bienestar y que nos hagan sentir bien.

Así que para ser felices primero debemos conocernos bien, reflexionar, hablar con nuestro yo interior para saber realmente qué es aquello que queremos y que nos hace felices.

Y hoy en Espiritualmente os daremos algunas claves para hablar con nuestro yo interior y reflexionar sobre aquello que queremos en nuestra vida. A continuación os daremos las 5 preguntas imprescindibles que debemos cuestionarnos para conocernos de verdad y saber cuáles son nuestros sentimientos más profundos.

1. ¿Qué es lo que más me importa?

¿Tienes claro qué es lo que quieres? A veces fracasamos en nuestros sueños y nuestras metas porque no tenemos muy claro dónde queremos llegar. Incluso a veces nos pasa que cuando conseguimos algo nos damos cuenta que no es realmente aquello que queríamos. Así que, antes que nada, reflexionemos sobre lo que nos importa y lo que queremos.

2. ¿Cómo puedo conseguirlo?

Una vez tengamos clara nuestra meta, ¿por qué no reflexionamos sobre cómo conseguirlo? Las cosas no vienen solas y es uno mismo el que debe trabajar para conseguir aquello que desea. Así que tomémonos un tiempo también para reflexionar y pensar bien cómo actuaremos para alcanzar nuestros sueños más profundos.

3. ¿Estoy dispuesto a arriesgar?

Para lograr aquello que deseamos tenemos que estar dispuestos a arriesgar de verdad. No podemos esperar sentados a que nos vengan las oportunidades sino que debemos ser nosotros quien persigamos nuestros sueños. Así que siempre que te propongas algo debes aceptar que vas a tener que arriesgar para lograrlo.

4. ¿Valoro lo que tengo?

Como dice el refrán: “No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita“. Así que una parte muy importante para nuestra felicidad es ser conscientes de aquello que tenemos. Pregúntate a ti mismo, ¿aprecio realmente las cosas buenas que tengo en la vida? Empezar por valorarnos y valorar nuestro entorno nos ayudará a conseguir la felicidad.

5. ¿Estoy dispuesto a cambiar mi vida?

No empieces nunca un gran reto si antes no estás dispuesto a cambiar ciertos aspectos de tu vida. Porque para conseguir algo que no tienes deberás actuar de manera diferente a como lo has hecho hasta ahora. Así que, reflexiona sobre ello antes de empezar tu camino hasta la felicidad.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’