Gente normal dirigiendo una orquesta de fama mundial

¿Os imagináis poder ser los directores de una importante orquesta por un día? Este experimento que os mostramos en Espiritualmente con el siguiente vídeo resultó ser todo un éxito. Un experimento muy divertido que demuestra, una vez más, el poder de la música para hacernos reír y disfrutar del momento.

El experimento de Improve Everywhere fue colocar una orquesta en mitad de Nueva York con un cartel diciendo “dirígenos”. La orquesta escogida no fue otra que la del Carnegie Hall, una de las salas de conciertos más importantes de Estados Unidos y de todo el mundo.

La orquesta se encargaba de tocar siguiendo las órdenes de los directores espontáneos que iban cogiendo la batuta. En función de sus gestos los músicos tocaban rápido, lento, fuerte, flojo… o incluso paraban de tocar. ¿Cuales fueron las reacciones y las sensaciones de los directores y el público? ¡Mirad el vídeo!

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas’