Cómo mantener nuestra relación de pareja

No siempre es fácil encontrar eso que llaman nuestra media naranja, nuestra alma gemela. Pero, llega un momento en que parece que sí, que hemos encontrado esa persona con la que podríamos estar horas y horas hablando de cualquier cosa y con la que cada día es especial. Y, una vez la tenemos, saltan las dudas. ¿Cómo puedo mantener esta relación? ¿Cómo cuidar a mi pareja para que no se apague el amor? ¿Cómo no caer en la rutina?

Cómo mantener nuestra relación de parejaEn Espiritualmente sabemos que cuidar una relación de pareja no es fácil. Es como las plantas: no basta con regarlas muy de tanto en tanto, sólo cuando nos acordamos. Hay que cuidar de él día a día. Hay que ser realistas, por mucho que nos gusten las películas donde todo es perfección y armonía, la vida real no es así.

En nuestra vida real nuestra pareja tendrá cambios de humor, momentos de debilidad, cansancio, sensación de monotonía y estrés del trabajo. Tendremos que aprender a convivir también con ello: saber estar a su lado cuando nos necesite y dejarle respirar cuando necesite su propio espacio.

Nadie es perfecto, y todo el mundo puede fallar en algún momento. Pero debemos procurar entender por qué la otra persona se comporta a veces como no debería en lugar de criticarla y atacarla por ello. Un consejo, aparcar los rencores. Cualquier relación basada en el rencor no tendrá más que un final infeliz. Tarde o temprano sacaremos a la luz esos trapos sucios y esas espinas que quizá llevemos tiempo guardándonos.

Pero si hay una clave dentro de toda relación de pareja para que dure años y años es la comunicación. Asumámoslo, la mayoría de nosotros no siempre es del todo sincero. Y eso es en parte bueno. Pero debemos tener suficiente confianza con nuestra pareja para hablar las cosas con ella, debemos ser claros en todo momento con nuestros sentimientos. Y, sobretodo, si es verdad que la querereis, en Espiritualmente os animamos a que lo demostréis cada día con pequeños gestos que le recuerden que siempre vais a estar a su lado cuando os necesite.

Espiritualmente un gran espacio para aprender, un lugar donde encontrar muchas respuestas”